1) Jim Carrey era la primera opción para el papel del Genio, pero en aquel entonces estaba envuelto en una demanda muy pública así que no podía comprometerse a ningún trabajo a largo plazo.

2) Con un presupuesto de más de 138 millones de dólares, Aladdin es una de las cintas más costosas de Disney en comparación con otros live-action.

3) Para la secuencia de la canción “Príncipe Alí” se necesitaron más de 250 bailarines profesionales y más de 200 extras.

4) En 1992 el actor Patrick Stewart, conocido principalmente por interpretar al profesor Charles en X-Men y a Jean-Luc Picard en Star Trek, rechazó prestar su voz a Jafar en la cinta animada y en el live-action intentó conseguir el papel, aunque al final este quedó en manos del actor Marwan Kenzari.

5) El equipo de producción tardó más de doce meses en dar con el elenco conformado por Will Smith, Mena Massoud y Naomi Scott. Se requería que los protagonistas encajaran lo más posible a su versión animada.

Desde Facebook
- publicidad -