En solo una sala de Buenos Aires y pasando desapercibido en época de estreno de Oscars, comenzó a proyectarse un bello documental del actor y director argentino Iair Said.

Se trata de “Flora no es un canto a la vida” en el que Iair se acerca a conocer a una tía abuela solitaria de 90 años para heredar su departamento de cuatro ambientes en Flores. Durante cinco años grabó los encuentros y las conversaciones que mantuvo con Flora y en el documental las ordena de forma original logrando que el espectador empatice con el personaje, se ria y emocione.

Resultado de imagen para flora no es un canto a la vida

En el transcurso de este proceso, más allá de acercarse e inevitablemente encariñarse y ocuparse de esta tía abuela arisca y encantadora, el actor muestra su intimidad, narra con creatividad y entretiene con simpleza.


Lo que comienza pareciendo un juego de un actor aburrido en su tiempo libre se mantuvo con constancia y se fue motivando por el reconocimiento que obtuvo el proyecto en distintos festivales. Para alimentar el documental, el director (consciente o no) acompañó en los últimos años de vida a una mujer que no tenía motivación alguna de vivir.

Flora no dio consentimiento para este documental, pero creemos que ningún familiar suyo saldrá a quejarse de este simpático homenaje.

Flora no es un canto a la vida puede verse en el MALBA (Museo de Arte latinoamericano de Buenos Aires) todos los viernes de Marzo.

Desde Facebook
- publicidad -