Recientemente se estrenó “Jefa por accidente” y Vanessa Hudgens es quien acompaña a Jenifer López en este nuevo protagónico. Sobre ella, sobre la construcción del personaje y anecdotas de rodaje, nos cuenta Vanessa Hudgens en la siguiente entrevista.

P: En Jefa por accidente tienes algunas escenas emotivas con Jennifer Lopez ¿Puedes hablarnos de ello y de cómo has desarrollado la química con ella?

R: Creo que fue como una de esas cosas que están predestinadas a ser. De vez en cuando conoces a alguien que sientes que conoces de hace mucho tiempo. Eso fue lo que pasó con Jen. Trabajar con ella fue sumamente mágico porque estaba realmente presente conmigo, y yo sentía que cuando trabajáramos juntas todo iba a estar bien. Yo sabía lo que ella hacía, y ella sabía lo que yo hacía, entonces, al trabajar juntas, dábamos lo mejor de cada una. También teníamos esta cosa rara en la que sentía que ella podía comunicarse conmigo telepáticamente. Ella me miraba, y yo pensaba: ‘Creo que quiere que hagas esto’. Yo lo hacía y la guiaba a donde creía que ella quería ir y eso me permitiría ir a ese lugar. Fue un ciclo increíble que honestamente me parece mágico.

P: ¿Crees que esta conexión que tuviste era porque creciste escuchando su música?

R: No lo sé. Creo que Dios quería que fuésemos amigas e hiciésemos esta película. Creo que el mensaje es maravilloso e impulsará el empoderamiento de las niñas y mujeres en todo el mundo.

P: Cuéntanos sobre tu personaje y el mensaje de la película.

R: Yo interpreto a Zoe, que es la vicepresidenta de una compañía llamada Franklin & Clarke, de la que su padre es el CEO. Es una persona independiente y de carácter muy fuerte. Cuando la ves, sabes que no quiere que nadie más ingrese en su espacio. Es muy competitiva. Eso es lo que más amo de ella. Ahí es donde comienza, pero termina en un lugar completamente diferente.

P: El personaje de Jennifer tiene más de 40 años y emprende un importante cambio de carrera. ¿Qué nos puedes decir sobre la importancia de avanzar y superar los obstáculos de la carrera?

R: Creo que es un lindo recordatorio para ver y ver que sucede con éxito. Creo que, en reglas generales, sin importar la edad que uno tenga, tendemos a sentirnos atrapados y a sentirnos víctima de ello. En ciertas circunstancias, uno mismo es quien se frena a sí mismo. Si quieres algo y te esfuerzas, te concentras y perseveras, lo conseguirás.

Resultado de imagen para vanessa hudgens jefa por accidente

P: Jefa por accidente se filmó en Nueva York, y tú compartes algunas escenas con Jennifer en lugares públicos como Central Park. ¿Cómo fue eso? ¿Había muchos fans mirando?

R: Honestamente fue un desastre (risas). Estaba tratando de tener un momento de mucha honestidad, muy real y emocional con Jen, pero literalmente había 100 personas alrededor y estaban como locas. Fue difícil. No es lo ideal. Pero afortunadamente, Jen es tan maternal y tan amorosa que me miró y dijo: “Está bien. Lo harás bien”. Respondí, “Bueno”.

P: ¿Cómo fue el proceso de casting?

R: Recuerdo que entré e hice una audición estándar con el reparto y el director, y se trataba de una escena muy emotiva que estaba planeada para hacerla con Jennifer, pero yo la estaba haciendo con un hombre. Yo decía, “Sabes, te prometo que lo haría mucho mejor si lo hiciera con una mujer, es como si intentara actuar, pero en realidad no puedo conectarme contigo de la forma en que me conectaría con una mujer”. Así que volví para una lectura de química con Jennifer. Recuerdo que yo estaba súper nerviosa. Había una pequeña sala de espera donde yo estaba sentada, y recordé algo de una clase de actuación que había tomado recientemente en la que me habían dicho que antes de una audición, me recostara en el suelo y me conectara con mi cuerpo y que tratara de sentir dónde se originaba la tensión y tratara de inhalar y exhalar. Pensé que si alguien pasaba por al lado mío en ese momento me diría: “¿Estás bien? ¿Necesitas ayuda?”. Pero bien, luego entré en la habitación, y Jennifer estaba sentada allí, en el centro, y por supuesto que ya la había visto una vez, pero sólo de paso. Pero para tener un momento tan íntimo con ella, estaba como sorprendida por su aura. Es maravillosa. Hay un resplandor entorno a ella que supongo que algunos lo llamarían el resplandor de J-Lo. Es auténtica. Es muy auténtica, pero una vez que superé eso y comenzamos a trabajar en la escena, me sentí muy tranquila con ella. Había algo tan especial al trabajar con ella que se sentía muy orgánico y casi como si estuviéramos trabajando juntas, sabía que todo iba a estar bien. Acabamos teniendo este tipo de conexión en la que, cuando conoces a ciertas personas, sientes que las has conocido toda tu vida, simplemente hay una conexión. No puedes describirlo y eso fue lo que me pasó con Jen. Y fue tan especial poder trabajar con ella día tras día y permitir que esa conexión creciera.

P: ¿Cómo fue trabajar con la diseñadora de vestuario Patricia Fields para la película?

R: Ella es un ícono tan grande. Sex and the City era uno de mis programas favoritos, yo me sentía como, ‘Aquí estoy en la ciudad de Nueva York con Pat Fields’. Eso es bastante icónico, y ella tiene un conocimiento increíble para captar la visión del director y tu visión, y dejarte llevar por eso y permitir que crezca de una manera en que los personajes también crecen. Eso es lo que me encantó, ya sabes, cuando conoces a mi personaje Zoe, es un poco más dura y luego, a lo largo de la película, se suaviza y creo que su ropa también lo refleja.

P: Entonces, ¿llegaste a ir a lo de Patricia y mirar sus vestidores y demás?

R: (Ríe) No revisé su ropero, pero ella traía abrigos de su propio armario personal y es tan pequeña que todo me iba a la perfección, lo cual fue genial. Coseché los beneficios de su pequeñez.

P: ¿No intentaste robar nada?

R: Debo decir que ganas no me faltaron (ríe), pero no soy ese tipo de chica.

P: ¿Comentaste que todavía estás tomando clases de actuación?

R: Sí, es muy importante mantenerse en forma. Ya sabes, los actores tienen el único trabajo en el que muchas veces piensan que no pueden hacerlo por un tiempo y luego lo recuperan, pero siguen pensando del mismo modo. Mientras que los atletas entrenan todos los días religiosamente. Así que creo que es importante tomar clases de vez en cuando o algo intensivo y repasar o trabajar incluso con profesores. Mi entrenador favorito es Larry Moss e ir a sus talleres intensivos e incluso simplemente sentarme en la sala y absorber todo lo que tiene que decir es sumamente inspirador.

P: En la película tu personaje tiene un talento oculto, la fotografía. ¿Cuál es tu talento oculto?

R: Bueno, yo no cocino. Eso no. No lo sé. Soy terrible para responder a este tipo de preguntas. He diseñado una colección de trajes, que es algo inesperado, supongo para las personas que no me conocen bien, pero de alguna manera se alineada perfectamente con esta película porque mi personaje es una mujer de negocios muy joven que usa trajes importantes.

P: Si pudieras aprender algo nuevo, ¿qué harías? ¿Qué hay en tu lista de deseos?

R: Me encantaría tomar clases de composición de canciones porque hice dos álbumes, pero eso fue hace 11 años y he hecho un par de singles aquí y allá. No soy la mejor compositora y definitivamente tengo mis propias opiniones y puntos de vista y me gustaría poder articular eso de una manera creativa. Y me encanta la música y cantar y actuar.

P: ¿Entonces te gustaría hacer lo que Jennifer López ha perfeccionado?

R: Sí, estoy tratando de seguir sus pasos, literalmente. Estoy tratando de crear mi propia línea de perfumes y luego mi propia residencia en Las Vegas (ríe).

P: ¿Hablaste con Jennifer al respecto?

R: Sí. Hablamos mucho sobre muchas cosas. Me refiero a que constantemente intentaba captar su mente debido a A.) El ícono que es y B.) Lo motivadora que es. Quiero decir, cuando estaba cerca de ella, me sentía como una mejor persona. Lo trabajadora que es. En realidad, uno lo asume porque conoce su historial, pero estar allí en vivo y en directo y ver que tiene noción de todo. En realidad, es su visión la que está en primer plano. Eso me sorprendió porque es fácil tomar un asiento trasero y definitivamente he sido negligente en ciertos momentos de mi vida en los que he sido perezosa y, ahora que estoy empezando un nuevo capítulo en mi vida al comenzar una nueva década, siento que eso es lo que voy a tomar de ella. Es sumamente trabajadora. No me detendré. Si J-Lo no se detiene, yo tampoco lo haré (ríe).

P: Estás a punto de cumplir 30. ¿Cómo te sientes al respecto?

R: Es emocionante Me encanta. Sinceramente, amo toda esta idea de cambio, transformación y evolución. Creo que mis veinte años fueron sumamente épicos. En realidad, honestamente, he tenido altibajos extremos, pero creo que he aprendido mucho sobre mí misma y sobre quién soy y lo que defiendo, y eso es lo que más me entusiasma de llegar a los treinta con este nuevo sentido de mí misma. También estoy poniendo a todos mis patos en fila en mi vida personal, en mi carrera, en mi equipo por lo que pueda resultar un lugar sin distracciones, donde pueda seguir adelante a toda máquina.

P: ¿Cómo evitaste las trampas de ser joven y exitosa en Hollywood?

R: Me mantengo en un nivel de respeto muy alto. Quiero sentirme orgullosa de la vida que llevo y siento que si estableces un estándar elevado para ti mismo, incluso si tropiezas, al menos sabes que estás haciendo tu mejor esfuerzo. Y ese es mi plan de juego desde el primer día y lo seguirá siendo.

P: ¿Tienes gente que te mantenga con los pies sobre la tierra?

R: Dios ha sido tan bueno conmigo, en el sentido de poner una gran cabeza sobre mis hombros. Creo que mi madre es una de las mujeres más radiantes que conozco. Es un sol de verdad y cuando alguien así te cría, nunca podrías deslizarte hacia el lado oscuro. Ella es increíble. Creo que soy inteligente, sé lo que debo y no debo hacer y simplemente no hago las cosas que no debería hacer.

Resultado de imagen para vanessa hudgen jlo

P: ¿Jennifer te dio algún consejo específico?

R: Sí. Una de las cosas que parece tan simple pero que realmente es muy útil es que si en cierto punto de mi carrera no me siento feliz que mire a las personas que admiro y descubra quién es el responsable, quién las está ayudando a ser lo que son. Simplemente, que me enfoque en las personas que quiero tomar como modelo a seguir y las personas que las rodean, como los estilistas o publicistas.

P: ¿A quién admiras?

R: Diferentes personas por diferentes cosas. Es decir, obviamente, Meryl Streep siempre ha sido mi ícono número uno en lo referido a la actuación. Creo que es muy importante permitir que la audiencia te vuelva a imaginar como alguien diferente y eso es lo que quiero tratar de hacer a lo largo de mi carrera. Hay algunas personas en el mundo de la moda que admiro, personas que también actúan que me resultan muy interesantes por lo que hacen con su estilo y la forma en que se expresan.

P: ¿Crees que es un buen momento para las mujeres en Hollywood?

R: Pienso que sí. Creo que porque empecé en esta industria a muy temprana edad y porque yo misma era una persona muy tímida, para mí siempre era más fácil quedarme tranquila. Soy lo suficientemente afortunada de que nunca me haya sucedido nada extremadamente traumático en la industria, pero incluso en lo que respecta al punto de vista y la perspectiva, y como activista, siempre me asustó la idea de todo esto porque si hablas, la gente escucha y luego forma sus propias opiniones y reacciona. Pero me he dado cuenta de que puedo tomarlo como un servicio para mí, como ser humano y como mujer, especialmente en este momento, más que nunca, o para gritarlo, siento que para mí, como persona y como mujer, poder compartir esa experiencia con ellos es algo emocionante.

P: ¿Hubo un momento en particular en el que decidiste que ibas a decir lo que pensabas?

R: Sí. Todos los años, el 1 de enero, pongo mi visión por escrito y, honestamente, es mágico lo que uno puede manifestar. Hace aproximadamente dos años puse eso en mi hoja de visión y también decir “sí”. Debido a que he estado en esta industria durante tanto tiempo, no quería quedarme encasillada por el hecho de que la gente me conocía de High School Musical y esa no era la forma en que originalmente veía mi carrera. A pesar de estar agradecida por eso, no era lo único que quería hacer. Quería hacer mucho más. Así que me sentí muy cómoda al decir “no” a muchas cosas como una manera de desviar el estar en una caja, pero también de protegerme y mantenerme cómoda. Así que empecé a decir que sí y salió mucho a partir de allí. Muchisísimo. Y ésta (Jefa por accidente) es una de las cosas que surgieron de allí, como así también Hosting So You Think You Can Dance. El diseño provino de allí. Estoy trabajando con nuevas organizaciones benéficas que llegaron a través de eso. Es muy emocionante cuando empiezas a decir “sí”.

P: ¿Recuerdas el momento en que conociste a Jennifer?

R: La había visto una vez al pasar en un día de prensa en el que ella estaba haciendo prensa. Ni siquiera sé para qué, pero sí, fue como “Oh, guau, esa es J-Lo”.

P: En la película tienes que correr con Jennifer. ¿Cómo fue eso?

R: Odio correr. Ella solía estar en la pista, así que en realidad es increíble y yo veía la reproducción y decía: “Te ves mucho mejor que yo corriendo”. Ella me decía: “Estás bien, bebé, lo haces bien”. Y respondía: “Bien”. Pero luego volvía a mirar y pensaba, ‘me veo como una idiota. Se supone que soy yo la que corre’.

P: El elenco parecía tener mucha química. ¿Tuviste que trabajar para lograr eso?

R: Se sentía como si se hubiera dado muy orgánicamente. Quiero decir, el hecho de que Jen y Leah eran muy amigas de antemano le aporta al set una energía lúdica automática. Luego con Jennifer, tienes como esta cosa rara (telepática). No sé si soy sólo yo, pero simplemente la amaba y me sentía muy cómoda con ella y honestamente sentía que cada vez que tenía que hacer escenas con ella sabía que habría magia. Era como si hubiera una fuerza motriz que me llevaría y me permitiría elevarme a su nivel y poder crear algo honesto. Así que no fue nada difícil. Además, teníamos a Treat Williams, que es un niño grande. Anda por ahí, correteando y cantando musicales todo el día, lo que genera un muy buen ambiente laboral.

P: ¿Qué hacían con Jennifer durante los descansos en la filmación?

R: Mirábamos Instagram juntas. La mayor parte del tiempo mirábamos su cuenta. ¿Quién dice que Instagram necesita ser una experiencia en solitario, verdad?

P: Jennifer no puede tener una foto fea.

R: No, no puede. Ella mira Instagram por la misma razón que yo miro Instagram. Por el cabello y el maquillaje o estilos que los diseñadores acaban de hacer. Me inspiro en eso. Así que eso siempre es divertido.

P: El personaje de Jennifer tiene más de 40 años y tiene que cambiar de carrera profesional. ¿Tienes amigos o familiares que hayan tenido que embarcarse en un nuevo viaje como este?

R: Sí, lo sé íntimamente. No por mí misma, sino alguien muy cercano. Es difícil porque, en realidad, eres tú mismo quien se está reteniendo. Por más de que seas capaz, estés dispuesto, seas inteligente y puedas hacerlo, si piensas que no puedes, eso es lo que va a pesar. Espero que esta persona vea la película y se sienta motivada a hacer algo al respecto.

P: En Jefa por accidente, las personas son juzgadas por la universidad a la que asistieron o por el hecho de que ni siquiera asistieron a la universidad. Hay una tendencia. ¿Te enfrentaste a algún prejuicio por haber salido de High School Musical? ¿Fue difícil liberarte de eso cuando buscabas nuevos proyectos para trabajar?

R: Sí. Creo que al principio fue definitivamente difícil porque todo lo que se me presentaba era algo que podía hacer dormida. Es decir, nada que presente un desafío o signifique un crecimiento para mí, entonces, ¿cuál es el sentido de hacer algo que no represente un reto para crecer? Así que atravesé épocas de sequía en las que me quedaba sentada y llamaba a mis agentes y gerentes y les preguntaba: “Chicos, ¿qué está pasando? Necesito trabajar, necesito hacer algo. Estoy empezando a perder la cabeza y me estoy volviendo loca”. Pero simplemente se debía a que los proyectos indicados no existían en ese momento, pero gracias a que mantuve fiel a lo que creía que valía la pena, he podido hacer muchísimas cosas increíbles como Spring Breakers, que estaba completamente fuera de esa casilla y algo de lo que estoy sumamente orgullosa. Han pasado como 12 años desde la primera High School Musical. Ha pasado el tiempo suficiente como para poder aceptarlo con los brazos abiertos. Para mí es algo muy especial que la gente siempre me recuerde como Gabriella de High School Musical porque fue una gran parte de su infancia y aprendieron a amar los musicales gracias a ese. Lo tomo como algo muy especial. Un personaje icónico es algo que no les sucede a todos, así que lo acepto.

P: Mencionaste las redes sociales anteriormente. ¿Sinceramente lees lo que la gente escribe sobre ti?

R: He estado en esta industria por un tiempo y he estado en el centro de la atención durante más de una década, así que me he vuelto un tanto insensible y aprendí a no tomarme las cosas como algo personal. Sí, leo los comentarios cuando estoy aburrida o tengo tiempo o no estoy haciendo nada, o estoy limpiando mi casa porque es realmente fácil y una buena forma de poder conectarme con mis fans. Me hacen preguntas y yo puedo responderles y mantener una conversación directa con ellos, lo que creo que es muy especial y sé que a ellos también les gusta.

FIN

Desde Facebook
- publicidad -