Así piensa quien encarna a Hugh Crain durante los flashbacks en La maldición de Hill House. El actor que saltó a la fama con E.T. destacó el trabajo de los niños en el set y confirmó una segunda temporada.

 

El fenómeno Hill House no para de crecer. La serie que se estrenó a mediados de octubre se convirtió en la devoción de los usuarios de Netflix que se encargaron de recomendarla a cada ser humano con el que se cruzaron después de hacer maratón con los diez episodios de la primera temporada.

Uno de los actores que le dio vida a esta familia acosada por el pasado y una casa con vida propia, fue Henry Thomas, a quien vimos estrenarse como pequeña estrella en 1982 cuando fue Elliott en E.T. de Steven Spielberg. Entusiasmado con el éxito de la ficción y en plena preparación para lo que será su participación en la secuela de El resplandor, que dirigirá Mike Flanagan y se llamará Dr. Sleep –al igual que la novela de Stephen King que la inspira-, el actor nos contó detalles del trabajo en el rodaje de la historia que la N roja puso a disposición el pasado 12 de octubre.

“Todo empezó con Mike Flanagan cuando hicimos Ouija, el origen del mal (2016), fue mi primer trabajo con él, que me dijo que era uno de sus actores favoritos y me quería en todas sus películas. Y cumplió su palabra”, aseguró Thomas, quien además reveló que el director ya pensaba en la serie mientras hacían la película de terror. “Es un gran director, el más preparado con el que me toco trabajar, tiene todo pensado, es un gran realizador, es conciso, sabe que necesita y te lo dice como actor”, explicó sobre la forma en la que Flanagan se desenvuelve en el set.

Al momento de hablar de la escenografía y de la casa que los aterrorizó durante diez capítulos, Henry destacó la rareza de filmar en una locación aprovechada al máximo: “Ahora los sets se crean en lugares separados, acá la casa era real. Hasta la distribución era igual a como se veía en la serie”.

—Hay versiones de que había un final alternativo, ¿estás al tanto de eso?

—El libreto que vi fue el que rodamos para el décimo capítulo. Cuando empezamos a trabajar no sabíamos cómo iba a ser el cierre porque no habían escrito los últimos tres episodios. Nos guiamos a partir de qué pasaba con los primeros seis, tuvimos un descanso de vacaciones y después rodamos el final.

—¿Qué te pareció el trabajo de los niños del elenco?

—Me impresionaron mucho, sobre todo Jullian Hilliard (Luke) y Violet McGraw (Nell). Tenían 5 y 6 años, y fue increíble que pudieran aprenderse algunas páginas de memoria, fue impresionante. Lo que más me preocupaba era el capítulo 6, que tiene todos esos planos largos y se parece más a una obra de teatro, así que hay que concentrarse mucho. Es difícil pero todos los chicos hicieron un trabajo increíble, no había que preocuparse por ellos.

—¿Cómo se prepararon para ese rodaje?

—Fueron cuatro tomas largas de entre 18 y 22 minutos, dos eran del cast del flashback y las otras de los hermanos como adultos. Lo hicimos en dos días pero lo ensayamos por un mes. Todo tenía que ver con la sincronización porque trabajamos con steadycams. El iluminador y el staff tenían que estar en sincronía, hubo más de 300 luces usadas. Había que ensayar eso mucho incluso más que las líneas nuestras.  Fue un gran logro para todos como equipo, estamos muy orgullosos.

—¿Qué posibilidades hay de una segunda entrega?

—Creo que va a haber una segunda temporada y voy a ser parte, no sé de qué se va a tratar, si de los Hill, Hill House o los Crain, pero voy a tener mi parte ahí.

¡Mirá el video!

Desde Facebook
- publicidad -