Nacido un 13 de agosto pero de 1899 y conocido como “El Maestro del Suspenso”, Alfred Hitchcock es una de las figuras más influyentes del siglo XX, desde el cine clásico al moderno, el director rompió los paradigmas establecidos a la hora de hacer cine y logró definir un estilo propio lleno de símbolos y características inigualables que sirven de referente para los cineastas contemporáneos.

Hoy en Cinéfilos, queremos recordar al británico en su cumpleaños repasando su vida y arte.

1- El debut de Hitchcock en la dirección se vincula con el corto “Number 13” de 1923, pero la producción de este se detuvo y la grabación quedó sin terminar y olvidada. En 1925 logró terminar su primer largometraje, “El Jardín de la Alegría”. A pesar de que en 1927 ya contaba con dos producciones en su filmografía, el director consideraba que el thriller “The Lodger”, película estrenada ese año era su ópera prima,  puesto que, según el, era la primera película que le gustaba al público y a la crítica británica.

2- En 1926 se casó con Alma Reville, quien era su asistente en dirección desde 1920. Ella se convirtió en su compañera de vida y en la guionista de algunas de las películas más famosas del director. La pareja tuvo una sola hija, Patricia Hitchcock, quien apareció en tres películas de su padre: “Stage Fright” de 1950, “Extraños en un Tren” de 1951 y “Psicosis” de 1960.

3- A lo largo de su carrera, el director elegía a actores reconocidos en lugar de novatos, contrataba a actores establecidos porque la audiencia ya estaba familiarizada con ellos, lo cual les permitía estar más concentrados en la trama de la película. De esta manera, sus films siempre contaban con la participación de los actores más cotizados de la época, tales como Grace Kelly, Ingrid Bergman, Carole Lombard, Cary Grant, James Stewart y Leo G. Carroll.

4- Al director le gustaba aparecer con un cameo en sus películas como símbolo de buena suerte, creía que si no aparecía, la cinta iba a tener una mala recepción de la crítica y el público. Hitchcock apareció en todas, salvo 18, en las que no lograba aparecer colocaba sus fotografías en cuadros o periódicos

5- Le atraían los títulos cortos y sencillos de una sola palabra, pues eran fáciles de recordar, “Rope” de 1948, “Vértigo” de 1958, “Marnie” de 1964 y “Frenzy” de 1972 son algunos ejemplos.

6- Como maestro del suspenso manejaba todos los aspectos a la perfección, para lograrlo usualmente elegía actrices rubias porque para él representaban a las mejores victimas, Hitchcock decía que estas eran como la nieve virgen, que deja ver las pisadas ensangrentadas.

7- A pesar de que la década del 50 fue una buena época para Hitchcock esto no le aseguraba el éxito inmediato con cada proyecto cinematográfico. En 1958 cuando estrenó “Vertigo” fue un fracaso ante el público. Una película adelantada a sus tiempos, puesto que hoy es considerada una obra maestra del cine y es referente cinematográfico para cualquier cinéfilo. Protagonizada por Kim Novak y James Stewart, los actores tenían una diferencia de 25 años al momento del rodaje, 24 y 49 años respectivamente. Hitchcock culpó a Stewart por el fracaso de la cinta, argumentando que este se veía demasiado viejo para el papel, el director se decepcionó del actor y no volvieron a trabajar juntos, incluso decidió darle el papel de Roger Thornhill en “North by Northwest” a Gary Grant, un papel que Stewart anhelaba, pero esperó a que este empezara a trabajar en otra película para no cargar con la culpa.

8- Luego de que en 1960 estrenara “Psicosis”, Walt Disney le prohibió la entrada a Hitchcock ya que consideraba que la película era asquerosa.

9- Hitchcock recibió cinco nominaciones como Mejor Director a los Premios de la Academia en un periodo de 20 años, pero nunca ganó en esta categoría. La academia finalmente decidió darle un reconocimiento en 1968 con el premio al logro y trayectoria Irvin G. Thalberg, ante un público que lo ovacionó de pie, el director solo dijo “Muchas gracias…de hecho” y hasta hoy es uno de los discursos de aceptación más cortos en la historia de los Oscars.

10- A pesar de ser un genio a la hora de narrar suspenso, personalmente el director no se atrevía a ver sus películas, pues le causaban mucho miedo. En 1963 dijo “Me dan miedo mis películas,  nunca voy a verlas y no sé cómo la gente puede soportarlas”, cuando el entrevistador le dijo que su miedo era ilógico, Hitchcock respondió “Pero, ¿Qué es lo lógico?  No hay nada más estúpido que lo lógico”.

¿Cuál es tú película favorita del maestro del suspenso? ¡No olvides contarnos en nuestras redes sociales!

Desde Facebook
- publicidad -