En el marco del estreno de “Matar a un muerto”, hablamos con su protagonistas Jorge Román, quien además interpretó a Monzón en la exitosa serie homónima.

¿De qué va?

Durante la dictadura militar que asolaba a Paraguay en 1978, dos enterradores que habitan un territorio selvático, cumplen rutinariamente con el trabajo de deshacerse de cadáveres sin plantearse el origen y naturaleza de esos cuerpos. La llegada de un hombre vivo, hace que los cimientos morales de tales personajes logren ser sacudidos, dado que nunca antes tuvieron que verse en la obligación de matar a alguien.

Resultado de imagen para jorge roman matar a un muerto

¿Cuál fue el motivo que te impulsó a aceptar este proyecto?

Primero Hugo Giménez. Yo lo conocí en un taller que dictaba sobre dirección de actores, él fue mi alumno y de hecho me sigue diciendo profe. Algo que me pasa es que en los proyectos que estuve y que estoy es fundamental el director, sus modos, sus formas, su estar. Cuánto de empatía y de sinergia hay, dado que es alguien con quien vamos a compartir entre un año y medio y dos en un mismo proyecto. Así que cuando me llegó el guión que venía de la mano de él, dije sí. Además Hugo es un documentalista, es un activista, tiene autoridad para hablar del tema, sumado a que cuando él iba escribiendo me dio la posibilidad de aportar de mi mirada. Ya con esos privilegios era imposible decir que no.

¿Sentís que la película comunica sin recurrir a ciertas bajadas de línea o efectismos arquetípicos?

Es una película que comunica muchas cosas sin subrayar. Está todo ahí y todo aquello que te quieras imaginar también. Como diría Borges “lo que es no necesita declararse”, eso es lo que hace Hugo. No hace falta que se aclare, que se diga y que se escriba cuando lo que se ve es tan potente.

Estamos ante la condición humana misma y como le gusta decir a los poetas, es una condición variopinta donde tenés las estrellas y tenés el barro. Por eso no podés juzgar a sus personajes, estás frente al horror. Es una película muy necesaria dado que hoy en día tienen que visibilizarse estas cuestiones

¿Cómo es el traspaso de la fama de la serie Monzón a una película de corte menos comercial o bajo presupuesto?

Yo venía de Matar a un muerto y pasé a Monzón. Por una de esas razones me resistía al traspaso de una producción a otro. Pero Pampa Films tuvo la inteligencia enorme de armar un equipo de 60-100 personas diarias y pensaba en cómo iba a hacer viniendo de una familia chica. Pero armaron un equipo muy compacto con mucha calidez profesional y personal. Yo entonces no sentí la parafernalia de la gran producción porque de vuelta me sentí un agradecido con la vida dadas las oportunidades que tuve de trabajar con este grupo actoral que fue un placer. Técnicos, productores, maquilladoras, todos con la sinergia necesaria para potenciar la calidad del laburo.

Yo tuve mis dudas para aceptar el personaje, él cae en derrape, se agudiza todo lo de la extrema pobreza, ahí tenés un elemento para hacer un análisis profundo acerca de la violencia ¿Qué les pasa a las personas si los primeros años de su vida no están bien desarrollados? Monzón padece de raquitismo a los comienzos de su carrera y no es algo menor. El raquitismo puede ser anecdótico pero en realidad lo importante es que sus neuronas no estaban bien desarrolladas, acá tenemos uno de los elementos de la epigénesis de la violencia.  

Nadie se convierte en femicida de la noche a la mañana. Y nadie es violento en la vida si no tiene una profunda frustración y dolor y  miedo que no lo puede canalizar.  Sobre todo esto último es importante. Una persona violenta es alguien sumamente asustado, tiene una cobardía atroz que no la puede asumir, por eso es violento y mata. Una persona que tiene una salud y equilibrio regular y asume su debilidad es empático y no psicopático. Cuando Rita Segato habla acerca de la pedagogía de la crueldad cuando aparece esta crueldad como concepto tenemos personas psicopáticas que reproducen el orden patriarcal, el enemigo no es el hombre es el orden patriarcal. Y Monzón era un portavoz de ese orden. Pero como portavoz está mostrando un síntoma, vayamos a las profundidades.

Te dejamos el trailer de Matar a un muerto que estrena hoy en Aegentina.

Desde Facebook
- publicidad -