Esta reseña está libre de spoilers concretos, pero sí discutimos los temas generales que se tratan en la película y toda la trayectoria del MCU (Marvel Cinematic Universe)

Después de un año de haber presenciado el chasquido de Thanos (Josh Brolin) que eliminó a la mitad de los seres vivos del universo en Avengers: Infinity War, llevándose así a muchos de nuestros superhéroes favoritos, el MCU da fin a una década de películas con un desenlace tan satisfactorio como emocionante. Finalmente, podemos hablar de Avengers: Endgame.

Mientras que Infinity War fue un desafío cinematográfico por juntar una década de películas, con diferentes directores, personajes y estéticas en una sola, Endgame juega a ser el viaje nostálgico y despedida de todas ellas entregándonos así una carta de amor a todos los personajes que amamos a lo largo de estos años. Se podría decir que su antecesora funciona como una película individual, apta para cualquiera que disfrute el cine (y más el de superhéroes) y no necesariamente se debe haber visto todas las que la presidieron. Este no es el caso de Endgame. Esto es un regalo para los fans y a todos los que siguen el MCU desde la primera de Iron Man ,allá por el 2008, y que recuerdan cada película y cada personaje. Este es su final y se lo merecen.

Cuando los créditos aparecieron en Infinity War las salas de cine se inundaron en silencios y lágrimas mientras que lo único que escuchábamos era el tema principal de los Avengers en una versión lenta y melancólica que acompañaba el trágico final que acabábamos de presentar. El gran impacto que tuvo aquella película fue el hecho de que por primera vez un villano ganó. Ya desde un primer momento Thanos se nos introdujo como uno bastante particular, poseyendo ideales cuya nobleza era indiscutible ante los ojos del mismo. No era un villano que buscaba hacer el mal por el simple hecho de querer causar dolor en la humanidad sino que justamente todo lo contrario. Thanos a su manera era su propio héroe y que haya ganado en Infinity War cambió las reglas de juego

Endgame viene a arreglar eso para redimir a nuestros héroes y darnos a nosotros el final feliz que tanto queremos y necesitamos. ¿Cómo nuestros Avengers originales podrían remediar lo irremediable? millones de teorías inundaron la internet buscando maneras en las cuales nuestros héroes salvasen el día pero hay que entender que muchas veces las mentes de los fanáticos son más inteligentes y complejas que la de los guionistas. Lo importante no es qué tan difícil o fácil es lo que deciden hacer para revertir el chasquido de Thanos, si no cómo lo hacen y todo lo que eso conlleva.

Las películas de superhéroes, y en realidad casi todos los géneros, tienen la tendencia de “fingir” la muerte de un personaje por un tiempo para luego traerlo de vuelta a la vida en los siguientes minutos. Esto no pasa en Endgame. Acá podemos ver realmente lo que se siente para una persona perder a alguien querido. Vemos el dolor, el duelo, la catarsis, el enojo, la caída y el seguir adelante. Sufrimos con nuestros héroes, sentimos la esperanza que mantienen a través de los años y como aquella se va perdiendo hasta que resurge en segundos con un rayo de luz.

Las inseguridades de Thor (Chris Hemsworth), el duelo entre la arrogancia y su responsabilidad como Iron Man de Tony (Robert Downey Jr.), el dolor enterrado de Steve (Chris Evans) sobre lo que perdió en su tiempo pasado, Natasha (Scarlett Johansson)y su imposibilidad de seguir adelante luego de haber perdido la única familia que tuvo, Bruce (Mark Ruffalo) y su relación con Hulk, el desahogo de Clint (Jeremy Renner) al perder a su mujer e hijos. Todo resurge en el medio del duelo y el dolor y cada uno de estos personajes tiene su momento para analizar dichas cuestiones dándonos así la certeza de que los hermanos Russo no se olvidan del pasado de estos personajes ni de sus complejidades. A pesar de contar con nuevas incorporaciones que son de suma importancia para la trama (y otras, sorpresivamente, no tanto), el foco principal se encuentra plenamente en los Avengers originales y su cierre de ciclo.

El personaje de Thanos, interpretado de manera magnífica por Josh Brolin, perdura en el tiempo y continúa siendo uno de los mejores villanos en la historia de este género. Su determinación y su ambición siguen presentes al igual que la convicción extrema que tiene para concretar su plan, el cual respalda sus ideales inquebrantables.

Avengers: Endgame cuenta con un gran balance tanto en la increíble forma que tienen Anthony y Joe Russo para contar diversas situaciones importantes a la vez sin perder de vista el objetivo de las mismas. También encontramos una gran armonía entre el drama inevitable que se viven en la mayoría de las escenas, y la comedia y relajo que nos toman por sorpresa pero funcionan como un gran respiro.

Tres horas y un minuto es lo que dura la película y no podrían haber usado mejor el tiempo ni aunque hubiesen querido. Cada minuto es importante y aprovechado al máximo. Nada se estira por demás y momentos que pueden ser evitados, lo son. Si sos fanático de este universo ni siquiera vas a sentirlas pasar, sino que vas a tener una satisfacción enorme viendo como pasan las escenas y todavía te falta mucho más por ver.

Endgame está cubierta con referencias, recuerdos y reminiscencias a las anteriores películas, es un desahogo personal de nuestros héroes y de los fans que se refleja ya sea en grandes batallas o en pequeñas conversaciones entre personajes. Es un abrazo a lo que fue el Universo Cinematográfico de Marvel hasta ahora y un merecido y satisfactorio final luego de haber sufrido tanto con Infinity War.

Si pudiésemos describir Avengers: Endgame en pocas palabras diríamos que es LA película de Marvel. La que resume todo lo que vivimos hasta ahora, el final de un viaje que pasó por muchos lugares y situaciones, todas importantes para llegar hasta acá. Es, como bien lo explica su nombre, el Endgame. La fase final pero no solamente de Infinity War sino de las 21 películas que conformaron esta década heroica.

¿Qué significa ser un héroe? todo se resume en esta pregunta. Steve, Tony, Thor, Natasha, Bruce y Clint. Empezó con ellos y termina con ellos (con ayuda de alguna que otra incorporación). Un héroe ¿es aquel que salva a la humanidad? o ¿es quien se enfrenta a cualquier villano?. No. Un héroe es aquel que da todo por la causa del bien común. Es ese que está dispuesto hacer lo que sea necesario (whatever it takes) y eso es Avengers: Endgame, dar todo por los otros.

No vayas pensando en los trailers que viste, en los spoilers que ya leíste o en las teorías que armaste, sino que simplemente vivila. Endgame es una experiencia en todo su esplendor y la única forma de disfrutarla es sentándote en la butaca y sentir todo el fanatismo que fuiste nutriendo en estas 21 historias. Una montaña rusa que solo se puede entender como una película de fans para fans y si, probablemente mucha gente la llegue a criticar por tener varias escenas calificadas como “fan-service” pero acaso, ¿hay algo más gratificante que un regalo hacia el fiel seguidor?

Así que Avengers ensámblense porque van a vivir una experiencia única e inigualable al ver esta película, y para que te emociones aún más acá te dejamos el trailer:

P.D: ¡NO hay escena pos créditos así que no te quedes hasta el final esperando como nosotros!

Avengers: Endgame se estrena el jueves 25 de abril





Desde Facebook
- publicidad -