Luego de haberse introducido en la industria con su ópera prima, “Get Out” (2017), Jordan Peele vuelve a demostrar con “Us” que, junto a su manejo excelente de la mezcla horror-comedia, su nombre no será uno que escucharán al pasar sino más bien el de un icono de nuestra generación.

Mucho se esperaba de la segunda película del director que nos había traído “Get Out” en el 2017, aquel film que se consagró con el premio a mejor guión original en los Oscars y le devolvió al público la magia del género del terror que tanto se había perdido en los últimos años. Cuando se anunció que Peele se encontraba trabajando en su próximo proyecto, el mundo cinéfilo se llenó de ansia y expectativa con la incertidumbre de si aquella primera película había sido un simple golpe de suerte para el director/guionista o si realmente estábamos presenciando el nacimiento de un verdadero artista. Jordan Peele nos demostró lo segundo, entregándonos todo lo que necesitábamos con lo que menos esperábamos.

El film sigue a Adelaide Wilson (Lupita Nyong´o) quien se encuentra de vacaciones en su casa de playa de la infancia con su esposo (Winston Duke) e hijos (Shahadi Wright Joseph y Evan Alex). Todo parece normal hasta que la familia recibe una invasión repentina de unos visitantes bastante particulares: ellos mismos. Aquí se comienza a desatar una historia de suspenso, ansiedad y nerviosismo que no nos deja descansar ni un segundo.


A diferencia de “Get Out” en donde podíamos disfrutar de escenas con un ambiente normal y no tenso, “Us” es un film que no deja respirar al espectador ni le permite relajarse en ningún momento. Acompañada por una banda sonora protagonista que actúa como un factor clave en la historia, la película nos remonta, en su primera mitad, a los años 80 /90 con el típico género de “home-invasion” de la época y podemos llegar a comparar su estilo con el de “When a Stranger Calls” o “The Strangers”. Sin embargo, Peele no nos deja quedarnos solo con eso y además de agregarle una gran dosis de comedia, nos lleva hacia una segunda parte mucho más abierta y compleja, producto de un guión altamente trabajado y tratado con una importancia y pasión por parte del director-guionista.
Cada plano, escena y secuencia es importante en esta película y como espectadores estamos obligados a prestar suma atención en lo que está ocurriendo en la pantalla ya que nada es coincidencia en esta historia y detalles que aparecen en el minuto 1 pueden ser explicados en el último. Esto, sin embargo se dificulta al encontrarnos con un ritmo acelerado e incesante que nos envuelve desde la primera escena y no nos permite pararnos a analizar.

El director es muy frontal al momento de plantearnos el tema principal de la película, y así es como presentándonos problemáticas sobre la identidad del ser humano, pone en tela de juicio todo lo que creemos saber sobre nosotros mismos y nos hace preguntarnos si acaso ¿nosotros somos nuestro mayor enemigo?. El film contiene una gran carga socio-política y se debe tener en cuenta la situación actual de Estados Unidos y del mundo, en donde el gobierno de Donald Trump ha quebrado un país y los norteamericanos se han convertido en claros enemigos entre ellos. Lo que se puede analizar aquí es como en “Get Out” se mostraba una sociedad empezando el gobierno de Trump, en plenas elecciones, mientras que “Us” plantea un presente con ya una América sufriendo las consecuencias de su propia elección. Otra vez, nosotros somos los que nos destruimos.

Podemos comparar el trabajo de Jordan Peele con el suspenso de Hitchcock o el horror de Cronenberg pero la realidad es que este director emergente sentó las bases de un nuevo estilo que pocos han podido lograr con tanta excelencia: el horror y la comedia en uno. A pesar de no llegar al nivel de humor que posee su ópera prima, esta segunda película nos presenta personajes con una gran dosis de comedia que nos destiende de la constante ansiedad y suspenso que posee el film. Dos géneros muy difíciles de realizar por separado, son manejados en combinación por Peele demostrándonos que trabajados con detallismo e inteligencia, ambos pueden llegar a resultar en emociones y sensaciones inexplicables en la audiencia.

Al presentar dualidades en las interpretaciones de los actores, podemos disfrutar de una versatilidad muy enriquecedora por parte de los mismos, resaltando el gran trabajo de su protagonista, Lupita Nyong´o. Su personaje es de suma importancia en la historia y la actriz logra transmitir la complejidad del mismo con una sutileza que se nota en cada plano. También debemos mencionar las grandes actuaciones del resto del elenco, incluyendo a Winston Duke, Elisabeth Moss, Shahadi Wright Joseph, Evan Alex y Tim Heidecker.

La fotografía por parte de Michael Gioulakis nos entrega un juego de luces y sombras que le dan un efecto sombrío a la película cuando lo requiere pero no duda en brindarnos unos colores vibrantes de playa durante las escenas de día. La dirección de Peele nos sorprende aún más en “Us” ya que presenta unos planos alucinantes que varían desde el detalle hasta el general dependiendo la situación y la sensación que busca causar en el espectador.

“Us” es una película que nos envuelve desde su primera escena y nos adentra en un torbellino de preguntas e incertidumbres que dejarán a más de un espectador preguntándose “¿qué acabo de ver?”. Contiene todas las características del género del horror y no para de buscar aún más complejidad a medida que pasan los minutos. La ambición que posee la posiciona, probablemente, como una de las mejores películas de este año y sin lugar a duda ya podemos afirmar que Jordan Peele llegó para quedarse y revolucionar este género tan desafiante.

“Us” se estrena el jueves 22 de marzo en todos los cines y acá te dejamos el trailer:

Desde Facebook
- publicidad -