El creador de la franquicia sigue centrado en el proceso de escritura de la sexta novela de la serie principal.

Los fans acérrimos de «Canción de hielo y fuego» vivieron en 2011 un año cargado de emociones fuertes. En abril llegaba la primera temporada de ‘Juego de Tronos’ a HBO y en julio la quinta novela de la saga, «Danza de dragones», invadía las librerías. No obstante, esa sintonía entre ambos medios no se ha vuelto a repetir desde entonces, y, teniendo en cuenta que la ficción televisiva llega a su fin en 2019, a George R.R. Martin se le acaban las oportunidades para que se repita esta afortunada cadena de acontecimientos.


George R.R. Martin

Su estrecha vinculación con la adaptación televisiva ha sido uno de los elementos distractores que han intervenido en el retraso de la publicación de «Vientos de invierno», la sexta entrega de «Canción de hielo y fuego». Sin embargo, Martin ha logrado reconducir su foco creativo a la elaboración de esa esperada novela, que se ha convertido en una especie de criatura mitológica para la multitud de lectores ávidos de regresar al Poniente literario. Y una de las claves de este encauzamiento ha sido la capacidad de decir que no a suculentas ofertas.

Entre ellas, la de aparecer fugazmente en la octava temporada de ‘Juego de Tronos’. «David [Benioff] y Dan [Weiss] me invitaron a hacer un cameo en uno de los episodios finales, y me tentó hacerlo. Pero pensé que no tenía tiempo para regresar a Belfast solo para hacer un cameo,» relata el novelista a Entertainment Weekly. Por lo tanto, nos quedaremos sin ese easter egg en la temporada final, en la que Martin podría haber pasado a saludar durante la épica batalla entre Caminantes Blancos y humanos o marcarse una canción, al estilo de Ed Sheeran.

Desde Facebook
- publicidad -