Cuando Winston Churchill se convirtió en primer ministro de Reino Unido en un momento crucial de la Segunda Guerra Mundial, los nazis avanzaban imparables conquistando casi la totalidad del continente europeo y amenazando con una invasión a Inglaterra. Churchill debió entonces explorar la posibilidad de un tratado de paz con Alemania o luchar por la liberación de Europa.

Las 5 razones:

1.- Gary Oldman es la principal razón. Considerado por muchos como uno de los mejores actores de Hollywood, injustamente relegado del podio de los ganadores de los Oscar por años. ‘Las horas más oscuras’ fue su redención frente a la Academia.

La cinta es una clase maestra de actuación. Oldman encarna de manera magistral a un Winston Churchill lleno de ambición y esperanza. Capturando los gestos, el modo de hablar y el carácter de uno de los políticos más respetados de la historia.

Ha sido merecido el Globo de Oro y el premio al Oscar. Gary Oldman, este año, no tiene competencia, y es un hecho que se llevó la estatuilla dorada a casa. 

2.-  La dirección es impecable. Joe Wright es un director que no es ajeno a las cintas de época. Entre sus obras se encuentran películas como ‘Orgullo y prejuicio’, ‘Anna Karenina’ y ‘Atonement’. En la gran pantalla se refleja el interés hasta en los más mínimos detalles históricos, sin contar que los diferentes planos son fundamentales para complementar el drama de algunas escenas.

3.- Lo que se ve en pantalla es a Winston Churchill. El rostro de Gary Oldman es olvidado entre los kilos de maquillaje y prótesis fáciles. El encargado de tal proeza fue Kazuhiro Tsuji, uno de los mejores en su rubro y nominado a dos Oscar en sus más de 25 años de carrera. Según palabras del propio Oldman, “Kazu es el equivalente a Picasso”.

Gracias a esta cinta Tsuji ha sido nuevamente nominado.

4.- Bruno Delbonnel es recordado por haber sido el encargado de la fotografía de ‘Amélie’ o de ‘Big Eyes’. En ‘Las horas más oscuras’ hace alarde de su vasta experiencia, realizando un trabajo visual espectacular, con planos cenitales y una paleta de colores que hace justicia a los hechos sombríos que acontecen.

5.- La película se basa en la Segunda Guerra Mundial, en los días en que Inglaterra estaba cerca de rendirse ante la poderosa Alemania, y Churchill, un gobernante sin carisma y nuevo en el mando, decide continuar con la guerra, evacuando a los ingleses que se encontraban en Dunkerque (Francia) con barcos y yates de los civiles que vivían cerca. Una jugada maestra conocida como ‘Operación Dinamo’. 

Este año, en los Oscar compitieron a Mejor película dos cintas basadas en este hecho: ‘Dunquerke’, de Christopher Nolan, y ‘Las horas más oscuras’, de Joe Wright. Dos largometrajes que fácilmente se complementan, narrando un hecho que unió a todo un país. 

Desde Facebook
- publicidad -