Michael Caine ha asegurado que no volverá a trabajar con Woody Allen porque las acusaciones de su hija adoptiva, Dylan Farrow, le dejaron “aturdido”. Farrow acusó al cineasta de abusar sexualmente de ella cuando era una niña. El director siempre lo ha negado.  La joven, que ahora tiene 32 años, considera importante que “la gente se dé cuenta de que una sola víctima, un acusador, importa y es suficiente para cambiar las cosas”.

Casi cuatro años después de que publicara una carta abierta en “The New Yok Times” en la que relataba los abusos sufridos por parte de su padre, Farrow se ha unido al movimiento en Estados Unidos para sacar a la luz este tipo de hechos, que se inició con las acusaciones contra el productor Harvey Weinstein.

En las últimas semanas se ha mostrado muy activa en su cuenta de Twitter, desde la que ha mostrado su apoyo a las mujeres que han denunciado casos de acoso y también a su hermano Ronan, uno de los que ha destapado este escándalo con investigaciones para la revista The New Yorker.

La acusación de Dylan Farrow contra su padre salió originalmente a la luz en 1992, en medio de la tormentosa separación del actor y director y su pareja, Mia Farrow, quien ganó en los tribunales la custodia de sus hijos.

Allen, que entonces tenía más de 50 años, había iniciado en esa misma época una relación con otra hija adoptiva de Farrow, Soon-Yi Previn, que tenía 19 años y con la que finalmente se casó en 1997.

En 2014, la joven envió una carta a The New York Times en la que contaba cómo el realizador había abusado de ella, pero los hechos ya habían prescrito legalmente. Esas acusaciones fueron rechazadas por Woody Allen, que siempre ha negado haber abusado de su hija.

Caine ganó un Oscar en el año 1987 por su papel en ‘Hannah y sus hermanas’, a las órdenes de Allen, pero ahora confiesa que no volverá a trabajar con él.

Tengo opiniones muy firmes sobre la pedofilia. No puedo aceptarlo, porque amaba a Woody y lo pasé muy bien con él. Incluso le presenté a Mia Farrow. No me arrepiento de haber trabajado con él, pero no volvería a trabajar con él, no”, ha revelado a The Guardian.

 

Desde Facebook
- publicidad -