Si creciste durante los 90 y principios del 2000, seguro recuerdas a las actuaciones de Brendan Fraser en “La Momia” o en”George de la Selva”.

El actor habló de su carrera durante una extensa entrevista con GQ Magazine. Conto las razones por las que su carrera en el mundo del cine se desintegró con tanta rapidez a mediados de los 2000. También revela que fue victima de acoso sexual por un alto ejecutivo de Hollywood, en un caso similar al denunciado por Terry Crews:

Brendan Fraser volvió a probar lo que es la fama en diciembre de 2016, cuando AOL publicó en YouTube una entrevista con él. Fraser no parecía estar tranquilo durante la entrevista. Apareció encorvado, casi susurrándole al micrófono. El vídeo tardó poco en hacerse viral y el actor pasó de estar en las sombras a convertirse en un meme.
Fraser cuenta que días antes de su entrevista con AOL su madre había fallecido y que el luto, sumado a que aquel evento de prensa era el primero después de varios años apartado de los focos, lo pusieron en una situación algo incómoda: – “No tenía del todo claro cuál era el formato. Y pensé: – ‘Man, estoy jodidamente viejo. ¿Es esta la forma en la que se hace esto ahora?’. –
Fraser recuerda que sus años como estrella de acción de Hollywood acabaron pasándole factura allá por el año 2008, cuando estaba rodando en China la tercera parte de la saga de La momia. Su cuerpo ya no daba para más.

– “Creo que probablemente estaba intentando demasiado, de una manera destructiva. En el momento en que hice la tercera de la momia en China, necesitaba una laminectomía. Y el lumbar no se tomó, por lo que tuvieron que hacerlo nuevamente un año después.” –

Además de la laminectomía (que es una cirugía diseñada para aliviar la presión sobre la columna vertebral) Brendan Fraser también tuvo un reemplazo parcial de rodilla junto con cirugías de espalda adicionales, e incluso le operaron las cuerdas vocales.

– “Me cambié de casas, pasé por un divorcio. Algunos niños nacieron. Quiero decir, nacieron, pero se están haciendo mayores. Estaba pasando por cosas que te moldean y cambian y para las que no estás preparado hasta que pasas por ellas”. – 

Aunque el punto que Fraser considera determinante, y sobre el cual ha hablado por primera vez, es la agresión sexual que alega que sufrió en el 2003. En un almuerzo organizado por la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood (la poderosa HFPA que organiza los Golden Globes) Fraser dice que el presidente Philip Berk, fue a saludarle y aprovechó el momento para tocarle el culo. El mismo Berk hace mención en sus memorias a ese momento, aunque él escribió: “Un pellizco en las nalgas”.

Pero Fraser tiene otra versión: – “Me rodeó con su mano izquierda, me agarró el trasero y tocó mi ano con uno de sus dedos, que movió en círculos. Me sentí enfermo. Pensé que iba a llorar” – El actor confiesa que aquello le abrumó de pánico y que su reacción fue la de apartarle la mano a Berk y salir disparado del hotel sin hablar con nadie: – “Me sentí enfermo, como un niño pequeño, como si tuviera una bola en la garganta. Creí que me iba a poner a llorar, como si alguien me hubiera tirado pintura invisible por encima”.

– “En mi cabeza, por lo menos, había algo que me habían robado. El teléfono deja de sonar en tu carrera y te empiezas a preguntar por qué. Hay muchas razones, ¿pero fue esta una de ellas? Yo creo que sí”. ¿Todavía tengo miedo? Por supuesto. ¿Siento que necesito decir algo? Por supuesto. ¿He querido hacerlo muchas, muchas veces? Por supuesto. ¿Me he impedido a mí mismo hacerlo? Sin duda, y quizá esté sobreactuando en cuanto a lo que ocurrió. Sólo sé cuál es mi verdad y es la que te acabo de contar”. –

Frase aseguró que no dijo nada a la policía ni lo hizo público, pero sí informó a la HFPA de lo sucedido. Aunque no culpa a la organización por el declive de su carrera, hoy se cuestiona si esa acusación le trajo como consecuencia el recibir menos ofertas laborales.

Desde Facebook
- publicidad -