455 vistas


 
El director de Pulp Fiction y Reservoir dogs ha afirmado sin tapujos en el libro de Tom Roston “I Lost it at The Video Store: A Filmmakers’ Oral History of a Vanished Eraque el hecho de ver películas en un tablet o en un ordenador portátil le repugna.

“No soy para nada entusiasta del streaming. Me gusta tocar cosas duras y tangibles con mi mano. No puedo ver una película en mi ordenador portátil. No uso Netflix para nada”, ha declarado en el libro.  

Quentin asegura que está muy orgulloso de su colección de más de 8.000 VHS y que aún continúa usando el VCR para grabar películas. Más allá de que sea algo nostálgico o no, Tarantino dice echar de menos el “el compromiso del cinéfilo con las películas. Antes ibas a un videoclub y te paseabas entre sus estanterías. A lo mejor ibas con la intención de alquilar “Top Gun” y la alquilabas. Pero como ya estabas allí, te daba por alquilar alguna otra película, de la cual te llamaba la atención su caja. Las fotos que veías en la parte de atrás de la caja de la película. Y eso te llevaba a elegir películas que de otro modo a lo mejor no habrías visto. Era una especie de inversión. Además de eso, hablabas con el dependiente; éste te podía aconsejar. Con las nuevas tecnologías streaming como Netflix, las personas han perdido ese compromiso. Tienen una lista entera de películas en su tablet o en sus smartphones, y a lo mejor les da por ver una película durante sólo 10 o 20 minutos”.

Quizá queriendo ser solidarios con el director de cine que más admiración siente hacia los pies femeninos, David O. Russell es de la misma opinión de Tarantino. El aclamado director de American Hustle  ha sido incluso más radical que Quentin y ha calificado a Netflix de montón de basura”.

Al hecho de que directores como Darren Aronofsky sean partidarios de los visionados de películas en streaming (de hecho, Aronofsky encargó dos tipos de mezclas de sonido en películas como Noé, uno para el público de este tipo de plataformas y otro para el público que acudía a las salas o prefería disfrutar del film en DVD/Blue Ray) Tarantino ha declarado que “ésto es completamente deprimente”.

Esperemos que Tarantino no esté nunca en una situación económica límite y tenga que decidir entre aceptar una oferta para dirigir algo para Netflix o morirse de hambre.

Desde Facebook
- publicidad -